crisiiiiiis!!!!

marzo 24, 2009

Es un texto que lei por ahi y me gustó:

Empieza el año con la crisis enfurecida. Ahora viene lo peor: la crisis de la crisis. Hoy empezamos a comprender que una crisis no es un cambio de grandes dimensiones sino de anchuras desconocidas. En estos momentos nos damos cuenta que no se trata de un salto de larga distancia sino un impulso al vacío. El punto más critico de una crisis consiste en darse cuenta que todo el mundo nos da consejos, pero al final, nos quedamos solos frente a un problema sin definir. Es el instante en que se ve que de la diferencia entre un cambio y una crisis tiene su explicación en la vida cotidiana. Cambio: cuando uno cambia a su pareja por otra. Crisis: cuando uno es el cambiado. Es el intervalo de tiempo que pasa entre sentirse bien y fatal; acompañado y solo; listo y tonto y feliz y cabreado. En estos períodos el cerebro necesita una tregua para repensarlo todo como antídoto para no volverse loco de ansiedad. Hay gestos de pequeña trascendencia que suponen siempre un efecto placebo necesario. Pero, para poder salir de una crisis, hay que reinventarlo todo con señas de largo alcance. Y la primera señal ha de venir del pensamiento político. Se ha dicho que han muerto las ideologías. Es cierto en parte. La ciudadanía está alejada de las ideologías pero no lo han hecho los políticos. Nuestros dirigentes (algunos empresarios y casi todos los políticos) siguen empeñados en ser coherentes. Esgrimen sus ideas con el formato de sus ideologías copiadas en un cortar y pegar cansino y repetitivo. Confunden ideas con ideología. La ideología son pensamientos condicionados de entrada sin tener en cuenta el entorno. Aquí la condición no es el entorno de los demás sino su propio adentro. Pero los ciudadanos estamos prisioneros de nuestro entorno que condiciona nuestros adentros. Visto así, políticos (o algunos empresarios) y ciudadanos no estamos distanciados sino que vivimos de espaldas unos de otros. La ciudadanía quiere ideas: ideologías de salida que condicionan sus soluciones al entorno que afecta a sus adentros. Al ser humano de a pie ya le importa un bledo si el viento viene de la izquierda, de la derecha o el centro. Sabe que los árboles caen en sus casas y quieren soluciones. No les importa si los culpables de la crisis están muy cerca o muy lejos. Quieren ideas que, vengan de donde vengan, sean coherentes con el problema y no con una ideología empresarial o política. Si hay que hacer un nuevo contrato social, hagámoslo pero rápido. La felicidad de la ciudadanía no puede esperar. A pesar de todo, si ha sido el “cambiao”, sonría; es el primer paso para sentirse “recuperao”. Joan Elias, Profesor de EADA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: